????????¿Conseguirán los gestores de Carrefour, Alcampo, Hipercor, Leclerc, Eroski, recuperar la imagen del hiper como dinamizador de la modernización comercial que le acompañó durante tanto tiempo?

VUELTA AL ORIGEN

Georges Plassat, máximo responsable en la actualidad del Grupo Carrefour en el mundo, lleva tres años hablando de un retorno al origen. Empeñado en resucitar al grupo líder del retail en Europa, ha marcado un serio plan estratégico en el que sus puntos clave suponen una visión desde la tienda. La vuelta a los tenderos.

Tenderos del siglo XXI que ni pueden ni deben olvidar que sus clientes son del nuevo milenio. Caminan a mayor velocidad que los retailers en difuminar la línea que separa a los negocios con actividad física de los digitales. Las claves de Plassat, en menos de tres años, comienzan a apuntar en sus primeros frutos.

La caída en ventas y situación financiera de las empresas de hipermercados no es solo productos de la crisis. La actual situación económica, y van ya cinco años cuando menos de descenso de las actividades económicas a causa de la brusca caída de la demanda, no es más que parte del problema. Agudiza el problema. No nos engañemos. El problema estaba ahí, comenzando a enraizarse, para un formato que en España había alcanzado la madurez e iniciaba el declive.

Cuarenta años cumplia el formato hipermercado hace un año. Cuatro décadas en las que al pionero grupo Carrefour, pronto le acompañaron Hipercor y Alcampo, también el grupo cooperativo Eroski. Desde los años ochenta han sido líderes indiscutibles y casi en solitario del segmento de grandes superficies alimentarias. Acompañados en menor volumen y valor por el grupo de independientes de origen francés Leclerc.

Carrefour, Alcampo, Hipercor, permanecen como el triunvirato del hipermercado en España. Entre los tres reúnen ocho de cada diez establecimientos, nueve de cada diez metros cuadrados de superficie y un valor en ventas que supera al 90% del conjunto sectorial.

DEL ROJO AL NEGRO
Analizar la evolución de las empresas líderes de hipermercados en España en el ya largo periodo de recesión económica resulta interesante. Vean las cifras comparativas que ofrecemos en exclusiva en estas páginas. Las correspondientes a 2005-2009, años en los que para algunos ya comenzaba a sonar la campana. De aquellas rentables grandes superficies que en 2007 comenzaran a sufrir los efectos del descenso del consumo que se avecinaba, apenas quedan restos. Se mantienen los establecimientos, aumentados en muy pequeñas dosis en los tres grandes grupos líderes, Carrefour, Alcampo, Hipercor. Se adelgaza en el cuarto jugador, el Grupo Eroski. Y dobla su espacio, permaneciendo en una discreta posición, el grupo francés Leclerc.

Comparar las cifras medias de las empresas líderes en 2013 con las de 2009, plena recesión económica, da vértigo. Más aún echar la vista atrás una década. Los descensos en las cifras medias son acusados. De forma global, todos los ratios caen en picado, salvo el de la productividad, beneficiado de un número que se ha ido reduciendo paulatinamente en los últimos años hasta ofrecer los datos que figuran en los cuadros adjuntos. Así, el número de empleados reunidos entre los tres líderes ha pasado de los 77.000 de 2008 a los 58.375 en 2013. Descenso global en la facturación, desde los 15.146 millones de euros de cifra de venta conjunta (Carrefour, Alcampo, Hipercor) en 2009 a los 11.916 millones de euros de 2013. El descenso supone nada menos que un 21,3%.

RATIOS MEDIOS BAJO MÍNIMOS
El resto, el decrecimiento es acusado. La venta media por establecimiento, año a año descendiendo desde 2009, llega a su punto más bajo en 2013 y en el caso de Hipercor, la empresa del grupo líder de grandes almacenes en España que ha visto su volumen de ingreso descender desde los 3.088, 7 millones de ventas en 2008 con 36 establecimientos a los 1.716 millones de euros de 2013, con 38 tiendas. Es decir, la empresa de hipermercados del grupo generalista líder del comercio en España ha perdido un 44,4% de sus ingresos en un quinquenio.

Si hasta hace un año Carrefour mantenía la primera posición por sus resultados negativos arrastrados durante cuatro años consecutivos, en España su evolución en 2013 consigue dar un giro en la tendencia. Precisando en estas líneas que las cifras expresadas están calculadas solo para el negocio de los hipermercados, lo cierto es que 2013 y los nueve primeros meses de 2014 anuncian una vuelta al crecimiento del líder europeo en España.

Buenas noticias que no evitan que en los últimos cinco años sus ratios medios caigan de nuevo de forma significativa. Desde el número de empleados (de 48.300 a 34.250) a la venta por metro cuadrado de superficie, desde los 6.041 a los 4.555 euros por m2. Por último el volumen de ventas generado por tienda quedó en 40, 12 millones de euros en 2013 y muy lejana de los 52,12 millones de euros en 2009

Los datos reflejados para Alcampo e Hipercor no son más positivos. La filial de la compañía francesa Auchan obtuvo un mejor resultado en la productividad por empleado, único ratio en aumento entre todos los aquí analizados (ver cuadro). El resto de variables a considerar mantienen la tónica descendente.

CARREFOUR, ADELGAZAR PARA CRECER
“Volver a los principios sencillos”. Así resumía Georges Plassat en una de sus primeras comparecencias públicas desde que llegara a la cabeza del grupo líder europeo. Principios sencillos volcados hoy en la cercanía, la proximidad con formatos más orientados a la compra urbana y de conveniencia y al alejamiento del formato Hiper Planet que llevara a su predecesor a perder el control de las cuentas del grupo.

Una auténtica vuelta de tuerca en la organización plasmada en cambios drásticos. Descentralización, abandono de países no rentables- Grecia, Singapur, Colombia, Malasia e Indonesia- nueva organización y formas salariales. Junto a un giro en su estrategia en los recursos humanos. Capacitar a los equipos buscando la diversidad en las distintas áreas. “Las viejas costumbres deben cambiar” hay que visualizar la tienda “el corazón del cliente”.

Los primeros frutos llegaban, discretos, en 2012. Tres veces multiplicó su beneficio para alcanzar los 371 millones de euros (233 millones de euros en 2011). Sus ventas se alzaban un 0,9% hasta los 76.800 millones de euros con una reducción de su deuda financiera neta en 2.600 millones de euros para situarse en 4.320 millones de euros.
Con América Latina, Brasil y Argentina como fuerza motriz del ligero cambio de tendencia, los resultados en Europa del Sur, principalmente en España e Italia, lastraban año tras año la ansiada recuperación. En 2013 comenzaba a observarse un cambio de tendencia. Centros Comerciales Carrefour, su filial española, registraba un beneficio de 47,3 millones de euros, frente a pérdidas de 21,7 millones de 2012. Ello con una caída en ventas de un 2,3% hasta los 7.355 millones, el 2,3% menos y un resultado de explotación negativo, de 36,4 millones de euros, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

ALCAMPO, LEJOS DE 2004
Alcampo, quién durante años ha mantenido en España una expansión prudente, acusa la caída de la demanda y los nuevos hábitos de compra y consumo desde hace cinco años. En 2012 sus ventas descendieron de nuevo, un 0,8%, para situarse en 3.216 millones de euros a pesar de las ventas generadas por dos nuevas tiendas en Majadahonda (Madrid) y la Zenia (Alicante). No obstante ser el cuarto año consecutivo en el que la compañía no conseguía crecer, sus beneficios se alzaban en este ejercicio nada menos que un 154% hasta los 95,8 millones de euros. Un rígido control de costes, incluidos salariales de los directivos y la reducción de la plantilla, hicieron el milagro.

En más treinta años, Alcampo ha seguido una estrategia de expansión y crecimiento basada en la moderación. Dos-tres establecimientos por año en los primeros tiempos, uno-dos en los noventa. Desde hace una década, la media de un hipermercado por año ha sido su seña de identidad. Entrados en la actual situación económica, la empresa ha mantenido una mayor política de austeridad. Esta estrategia le ha permitido alcanzar unos resultados globales por encima de su sector. Dos años de ejercicios negativos pero en porcentajes no comparables con sus competidores. En 2011, una facturación de 3.700 millones de euros, que representaron una contracción del 2,7% respecto al año anterior.

Lejos quedan no obstante las cifras de una década atrás. Alcampo alcanzaba en su ejercicio 2005 unas ventas de 3.616 millones de euros, un 4,3% más que en 2004, con un ‘cash flow’ bruto de explotación de 195,7 millones, un 7,2% más. El resultado bruto de explotación (Ebitda) ascendió a 125,2 millones de euros, lo que significaba un crecimiento del 19,5%. Por el contrario, la empresa reducía a la mitad su beneficio neto hasta 86,6 millones de euros, debido a los extraordinarios derivados de la venta de la división inmobiliaria realizada en 2004.

HIPERCOR. SU AÑO MÁS NEGRO

Baja demanda, bajas cifras. La división de hipermercados del grupo líder generalista El Corte Inglés, sufre en los últimos años las consecuencias de la prolongada crisis económica junto a los cambios en los hábitos de consumo y compra de las familias. A pesar de la nueva estrategia de precio bajo para sus establecimientos de alimentación, implantada por la compañía hace más de un año, las cifras no dejan lugar a dudas. Si Hipercor retrocedía un 13, 6% en 2012 hasta los 2.114,14 millones de euros, en su último ejercicio (cerrado en febrero de 2014) el descenso ha sido del 18, 8% para situar la facturación en 1.716 millones de euros. En el ejercicio puso en marcha un nuevo centro en la provincia de Navarra.

A pesar de las nuevas estrategias iniciada por el grupo dirigidas al ahorro de las familias por la vía de una drástica bajada de precios en todos sus establecimientos de alimentación, Hipercor ha perdido en los últimos cinco años casi la mitad de sus ventas (desde los 3.088 millones de euros en 2008 a los 1.716 millones de euros en 2013). Sus ratios medios han pasado de los 220.621 euros de venta por empleado y año en 2008 a los 143.000 euros del último ejercicio. Ello con un número menor de trabajadores. Su venta por metro cuadrado de superficie descendió en el mismo periodo (2008-2013) desde los 220.621 euros a los 143.000 y hasta los 45,16 millones de euros bajó la venta por establecimiento, casi la mitad de los 85,80 millones de euros cinco años atrás.