empleoLa tasa de empleo ha aumentado en el conjunto de países de la UE alcanzando en 2016 una cifra récord del 71,1% en promedio. En el caso de España,  el  importante crecimiento desde el mínimo registrado en 2013, no es suficiente para volver a los niveles de 2007.

La Estrategia 2020 de la Unión Europea pretende lograr una tasa total de empleo del 75% en 2020, con diferentes objetivos nacionales en función de la situación y las posibilidades económicas de cada país. Según datos del Instituto de Estudios Económicos, elaborados tomando como fuente el informe “Employment and activity by sex and age, annual data”, de Eurostat,  en su actualización de 24 de abril de 2017,  las mayores tasas de empleo corresponden a Suecia (81,2%), Alemania (78,7%), Reino Unido (77,6%), Dinamarca (77,4%) y los Países Bajos (77,1%). A continuación figuran tres países de reciente adhesión, destacando la República Checa y Estonia con cifras por encima del 76%. Austria, Finlandia, Letonia y Hungría también logran superar el promedio de la UE.

Levemente por debajo  ‐con tasas de empleo en torno al 70%‐  se sitúan Luxemburgo, Portugal, Irlanda, Eslovenia y Francia. España ha aumentado su tasa de empleo a un 63,9% en 2016, con una subida de más de cinco puntos porcentuales desde el mínimo del 58,6% correspondiente a 2013.