transformacion digital

Ni es fácil, ni puede ser de desarrollo veloz. El ruido provocado alrededor de la Transformación Digital hace que sea percibida como un proceso que pueda y deba completarse “de la noche a la mañana”.  Una investigación pan-europea refleja como la realidad es otra y resalta las complejidades que afrontan los CIOs ante el cambiante panorama TI

 El estudio  Beyond Digital Transformation: Reality check for European IT and Digital leaders, realizado por encargo de Claranet, analiza las respuestas de 750 responsables de TI del Reino Unido, Francia, Alemania, España, Portugal y Benelux acerca de cómo sus negocios gestionan y alojan sus aplicaciones, y dónde se encuentran en cuanto a adaptarse a la nueva economía digital.

Datos más reveladores

  • El 93% declara que existen barreras internas que obstaculizan la implementación de cambios tecnológicos en la organización. La falta de competencias en el propio departamento de TI (34%), la falta de tiempo para implementar cambios (29%) y la falta de apoyo por parte de dirección (28%) son las principales;
  • 8 de cada 10 (81%) cree que deberían experimentar más con nuevos procesos y tecnologías;
  • El 48% cree que el departamento de TI está atascado en un modo reactivo;
  • Más de la mitad (55%) afirma que sus aplicaciones consumen mucho tiempo y son difíciles de mantener;
  • Solo el 10% de los participantes cree que su empresa es ágil en relación con su aproximación a los procesos de TI.

La primera dificultad, el propio término ‘transformación digital’ que  “no es apropiado” según Michel Robert, Managing Director de Claranet UK,  y “puede aumentar la distancia entre los departamentos de TI y de negocio: “éstos últimos, esperando un cambio de la noche a la mañana, y los otros luchando contra una cada vez más compleja infraestructura, una falta de competencias y presiones por recortes en gastos”.

Robert  señala tres factores que están creando los nuevos imperativos para el cambio y que son los causantes de que las organizaciones no estén convencidas sobre el concepto de ‘transformación digital”, mayores niveles de competencia, el incremento de demandas de cliente y el decrecimiento de los niveles de tolerancia en cuanto a fallos e inflexibilidad de los sistemas de TI.

Empresas de toda Europa están ciñéndose gradualmente a prácticas de TI más progresivas en sus operaciones y hay un claro reconocimiento de la importancia de las aplicaciones en la mejora de la experiencia de cliente (tanto interno como externo), pero existen barreras que frenan la adopción de estas prácticas.

“Solo una de cada diez empresas europeas, aproximadamente, indican que sus aplicaciones y la infraestructura que las soporta se encuentran donde deben estar en términos de estabilidad, fiabilidad y capacidad de respuesta; los sistemas de TI aún están fragmentados en la mayoría de casos y los conjuntos de datos son enormemente dispares, convirtiendo en todo un reto extraer de ellos información de valor. Mientras la mayoría de las empresas europeas están en su camino hacia la transformación digital, les llevará un tiempo llegar a su destino”.

En lugar de una aproximación de “big bang”,  concluye, “se aconseja a los líderes de las TI tomar una perspectiva más centrada en la iteración, desarrollando una filosofía de mejora continua para mantener un rendimiento competitivo sin tener que promulgar un cambio disruptivo periódicamente”

El informe puede consultarse en este enlace

 

 

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •