enrique tomás

Enrique Tomás, continúa con su objetivo de ponerle nombre al jamón en el mundo.  Su última apertura internacional ha sido en el Centro Comercial Val d’Europe, al lado de Disneyland, a unos 30 km de la ciudad de París

La aventura de llevar el jamón ibérico fuera de las fronteras españolas empezó hace un par de años con la apertura de nuevas tiendas en México y Londres. Ahora, cargando en la maleta una mezcla de experiencia, ilusión y ambición, el equipo de Enrique Tomás empieza una prueba piloto en Francia que les ayudará a conocer el mercado para poder continuar con la expansión de la marca Enrique Tomás en el país galo.

 

“La prioridad sigue siendo la misma, trabajar con alma y corazón para dar a conocer en el mundo uno de los patrimonios más destacados de nuestra gastronomía”. Para ello, Enrique Tomás tiene claro que la calidad y la honestidad deben ir de la mano, en España nos conocen por la calidad de todo lo que vendemos y esperamos que fuera pase lo mismo y que, además, seamos los que enseñen la verdad de algo nuevo y delicioso”. El fundador de la empresa, que empezó en una charcutería familiar y que actualmente da trabajo a más de 600 personas, sabe que a la hora de comprar jamón fuera de nuestras fronteras circulan más mitos que verdades. “Con nuestras tiendas queremos que la gente disfrute del jamón, que viva nuestra filosofía y que conozca un poco más de la teoría, los matices y el porqué de ese sabor único que hace que el jamón ibérico tenga tanta fama en el resto del mundo”.

Por su parte, Marta Tomás, responsable de operaciones de Enrique Tomás asegura que “al cliente francés le gusta comer jamón y compartirlo en familia y nuestros productos son ideales para ello”. La acogida en la tienda de Paris ha sido positiva y el equipo siente que debe seguir por el mismo camino, “estamos ofreciendo el mejor jamón del mundo, contagiando la ilusión y la pasión que sentimos con la fuerza de nuestro equipo y los parisinos han respondido positivamente”. Así también lo ha comentado Oriol Solano, implantador de la tienda francesa, quien afirma que “estamos trabajando con muchas ganas para hacer que cada persona que visite nuestra nueva en Paris viva la experiencia del jamón”.

La compañía española espera llegar a las 87 tiendas antes de terminar el año 2017.