El comercio minorista de calzado pisa fuerte. Después de cinco años de desaceleración,  las ventas se recuperan, con un aumento del 0,2% en 2014 y previsiones al alza en 2015, que estiman un crecimiento del 3%, con un volumen  cercano a los 3.000 millones de euros.

Zapatos

Al menos,  así se desprende de los últimos datos del sector recabado por DBK, en su informe “Distribución de Calzado”, que sitúa el total alcanzado el pasado año en 2.825 millones de euros, con un consumo creciente impulsado por la recuperación económica y la confianza de los consumidores.

Por formato comercial, los establecimientos especializados  siguen capitalizando el negocio, con 1.775 millones de euros, que se llevan  el 63% del mercado. Más de la mitad de esta cifra correspondió a  las cadenas, cuya facturación aumentó ligeramente, compensando la contracción que experimentaron los puntos de venta independientes. Por su parte,  la distribución no especializada obtuvo unos ingresos de 1.050 millones de euros, un 1% más que en el año anterior.

Un escenario optimista para este año y el que viene, que abona el terreno para aperturas de tiendas o ampliación de las ya existentes, dejando atrás el periodo de cierres y paralización de proyectos. No obstante, la mejora experimentada no ha impedido que el  grado de concentración de la oferta siga aumentando. Los cinco primeros operadores reunieron en 2014 una cuota de mercado conjunta del 25%,  mientras que los diez primeros concentraron el 31% del negocio sectorial.

En 2014 operaban en España alrededor de 9.000 establecimientos especializados en la venta de calzado, con una generación de empleo de  26.500 trabajadores. El número total de puntos de venta ha mantenido en los últimos años una tendencia a la baja, registrando entre los años 2012 y 2014 una contracción  medio anual del 2%.

Spread the love
  • 19
  •  
  •  
  •  
  •  
    19
    Shares