Refrescos (1)

[ Análisis DA Retail ]  Las empresas de refrescos, con un alto porcentaje de sus ingresos en las ventas por impulso en tiendas físicas, se enfrentan a un doble reto en ecommerce. Conseguir igual nivel de atracción en online y luchar contra los pure players líderes, crecientes en su participación en ventas de alimentación y bebidas.

Un análisis aquí de este segmento concreto, los refrescos,  que bien puede extrapolarse a otras empresas de la industria de productos de gran consumo con alta dependencia en las ventas en tiendas físicas y por impulso.

Pepsico anunciaba esta semana, al tiempo que sus resultados anuales, un fuerte crecimiento de su actividad en ecommerce. Aún con cifra pequeña en ventas en el canal electrónico, 1.000 millones de dólares, menos de un 2 % de su facturación global de 63.520 millones de dólares.

La compañía espera crecimientos de sus ventas online de un 80 % en Estados Unidos y más del doble en China. Los planes pasan por una inversión mayor en estrategia digital y de comercio electrónico para ser más competitivos.

EL DATO

Los refrescos obtienen buena parte de sus ventas, el 30 % del total de las ventas de bebidas,  en las compras por impulso en las tiendas físicas

La pregunta en el aire es si basta con invertir más en  online.  Algunos analistas van más allá y plantean ¿Están las compañías de refrescos preparadas para el ecommerce?

Pregunta con respuesta, piensan que no.  Si bien es verdad que los  dos grandes, Coca-Cola y Pepsico, están invirtiendo  en ajustar sus productos a las nuevas demandas de la generación Z y Millenials, más preocupados por los alimentos y bebidas saludables, en este camino han olvidado el fuerte impulso del comercio electrónico.

En Estados Unidos, la Federación de Detallistas (NRF, National Retail Federation) estima que el comercio online crecerá del 8 % al 12 % en 2017, tres veces más que el retail tradicional. Y para el año 2025, se prevé que una gran mayoría de consumidores realicen un 25 % de sus compras de alimentación en el canal electrónico.

Los refrescos obtienen buena parte de sus ventas, el 30 % del total de las ventas de bebidas,  en las compras por impulso en las tiendas físicas. En el canal online, se enfrentan a un doble reto. Junto a la ausencia del impulso clásicos, en cajas, en cabeceras de góndola, existe como para el resto de sectores, la fuerte competencia de Amazon que en 2017, vendió 2.000 millones de dólares en el canal online, más del doble que en el año anterior.

 

LAS CIFRAS DE COCA COLA CAEN EN 2017

  • Coca-Cola cerró 2017 con un beneficio neto de 1.248 millones de dólares (1.003 millones de euros), un 81% menos que en 2016, cuando las ganancias fueron de 6.527 millones, por los ajustes fiscales que hizo en el cuarto trimestre del año.

  • La cifra de ingresos  anual fue de 35.410 millones de dólares, un 15 % inferior que el ejercicio anterior. La ganancia  por acción en 2017 fue de 29 centavos de dólar, frente a los 1,49 dólares de 2016

  • Coca-Cola ha explicado también que hizo provisiones fiscales por 4.600 millones de dólares en el cuarto trimestre del año por repatriación de capitales a raíz de la reciente reforma tributaria.

  • Entre octubre y diciembre de 2017, Coca-Cola registró unas pérdidas de 2.752 millones de dólares, frente al beneficio de 550 millones del cuarto trimestre de 2016.

  • El resultado trimestral por acción fue de 65 centavos de dólar de pérdida, frente a la ganancia de 13 centavos que tuvo en el mismo trimestre de 2016, y los ingresos cayeron un 20%, hasta los 7.512 millones de dólares.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •