La clave del éxito de ventas es ofrecer una buena experiencia de compra. Por eso las empresas de bienes de consumo y de distribución consideran prioritario innovar en el desarrollo de los productos y mejorar el diseño de los lineales. Su objetivo final es crear un producto y un lineal que llamen la atención del consumidor y redunden en un mayor beneficio. De la experiencia de compra que ofrezcan a los potenciales consumidores va a depender el éxito de ese producto o marca.

Nicolas Loupy, director general de Dassault Systèmes en España

Nicolas Loupy, director general de Dassault Systèmes en España

¿Cómo atraer a los clientes a las estanterías de las tiendas? Lograr la disposición perfecta no es cuestión de magia o de suerte. Es el fruto de la innovación y de una muy cuidada planificación. Existen soluciones tecnológicas que permiten diseñar la experiencia de compra de forma más rápida y más barata, y al mismo tiempo mantener la homogeneidad en todos los puntos de venta.  Un ejemplo de este tipo de aplicaciones es Perfect Shelf,  que permite hacer una simulación virtual de las colocaciones de productos en entornos 3D realistas. Con ella podemos imaginar, comprobar su efectividad y poner en marcha las mejores experiencias de compra, al mismo tiempo que se incrementa el atractivo del producto, la rentabilidad de la marca y de la sección y la diferenciación respecto a la competencia.

Podemos ver en detalle el caso de Procter &Gamble,  la empresa de bienes de consumo que suministra cada día más productos que cualquier otro fabricante del planeta. Sus envases contienen desde leche en polvo y pañales a productos de belleza y limpieza. Con un volumen y variedad así, a lo que se suma su fabricación distribuida por todo el mundo y con cientos de socios comerciales en más de 180 países, la complejidad es una característica clave del negocio de P&G.

Para alcanzar sus metas, Procter & Gamble cuenta desde hace años con tecnología que le permite crear un flujo ininterrumpido de información digitalpara optimizar la innovación colaborativa, el diseño integrado y la simulación virtual.

Además de los desafíos a los que se enfrentaba Procter & Gamble, las empresas de bienes envasados deben cubrir una serie de pasos para que sus productosse vendan con éxito. El primer punto sería descubrir las tendencias y comportamientos de los compradores.

Tras conocer las tendencias, hay que diseñar las estanterías. Si realizamos este proceso en un entorno colaborativo 3D, podemos gestionar de forma eficaz la disposición de los productos en las estanterías y otros elementos como la iluminación o el merchandising.

En una tercera etapa, el distribuidor debe adaptar la estrategia de estanterías a las tiendas locales. Hay que adecuar el espacio adjudicado a cada categoría, tamaño, formato de la tienda, etc. Todo ello modificando las estanterías y su disposición para ajustar el mobiliario a cada punto de venta. Esta operación puede llevarse a cabo localmente o a partir de una oficina central, lo que abarata costes y simplifica el proceso.

Posteriormente, los distribuidores pueden mostrar a las empresas de productos envasados en sesiones de realidad virtual cómo quedan las estanterías, lo que es muy útil para evaluar la estrategia y hacer recomendaciones y cambios. Y es más, se necesita una menor cantidad de recursos que si se define la disposición de los productos a través de maquetas físicas en las tiendas.

En el último paso solo queda trasladar toda esta estrategia al punto de venta y lograr así una experiencia de compra agradable que sea coherente con la marca. Existen componentes dentro de estas soluciones de software que ayudan a general instrucciones de montaje con un solo clic.

Todas estas etapas guían a las empresas para ofrecer al consumidor la mejor experiencia de compra. Las plataformas colaborativas 3D son, hoy por hoy, la herramienta ideal con la que las empresas pueden diseñar el espacio en el que el consumidor va a realizar la elección de producto para garantizar que la experiencia desencadenela posterior compra del producto y, con ello, el éxito de toda la estrategia.

 Nicolas Loupy, director general de Dassault Systèmes en España