cocacola

Coca-Cola se adapta a los nuevos hábitos de consumo. Lo último, el lanzamiento de una botella de vidrio de un litro no retornable con tapón de aluminio. El nuevo formato está especialmente diseñado para el consumo en el hogar. La producción se realizará inicialmente, en exclusiva, en la planta que Coca-Cola European Partners Iberia tiene en Bilbao. Para ello, ha sido necesario adaptar la línea de vidrio, tarea que ha requerido la inversión de un millón de euros.

El nuevo formato, que incorpora tapón de aluminio por primera vez en Europa,  la empresa ha decidido apostar por el vidrio frente a otros materiales utilizados por la compañía, un material respetuoso con el medio ambiente, ya que la botella es reciclable. Se trata, de una botella premium icónica, la primera de estas características que Coca-Cola produce en Europa.

“Una vez más Coca-Cola ha decidido innovar ofreciendo nuevos formatos a los consumidores que se adaptan a los diferentes momentos de consumo y ha elegido España para poner en los lineales este nuevo formato. Contar con esta botella de vidrio de un litro nos permite ofrecer un envase icónico reconocido y reconocible por los consumidores respondiendo a una demanda que había sido detectada entre los consumidores” ha explicado Carmen Gómez-Acebo, gerente de desarrollo de Canal de Consumo Futuro de Coca-Cola European Partners Iberia.

“La fabricación en vidrio de esta nueva botella nos permite mantener nuestra apuesta por la protección del medio ambiente y la economía circular, ya que se trata de un envase totalmente reciclable. Tanto el vidrio como el tapón de aluminio puede recuperarse para volver a producir productos similares en un ciclo continuo”, señala José Vicente Gimeno, Director de Producción de Refrescos de Coca-Cola European Partners Iberia.

“Los consumidores encontrarán este formato para las variedades: Coca-Cola Regular, Coca-Cola Zero y Coca-Cola Light. Los más veteranos reconocerán esta icónica botella por su carácter y probablemente su imagen les transportará a su infancia”, señala Carmen Gómez-Acebo.

LAS ÚLTIMAS NOVEDADES

El lanzamiento de la botella de vidrio de un litro se une al de las latas de Coca-Cola de 25 centilitros que también se ha producido en 2017. Se trata de una respuesta innovadora a la demanda de los consumidores de contar con diversidad de envases que puedan adaptarse a los diferentes momentos de consumo y ofrecer alternativas para aquellos que buscan formatos más reducidos.

Por otra parte, durante este verano se ha lanzado la nueva botella de Fanta Slider, exclusiva para la hostelería. De acuerdo con el compromiso de Coca-Cola con la sostenibilidad, la nueva botella Slider es más ligera: pesa 85gr lo que supone un 25,76% menos de peso.

“Hemos incorporado técnicas sostenibles a la nueva botella Slider que han permitido que sea mucho más ligera y esto implica menor uso de vidrio y menos peso en transporte. Además, al tratarse de una botella de vidrio retornable contribuimos a fomentar la reutilización de los envases”, señala José Vicente Gimeno.