carrefour

Cifras de cierre del último trimestre de 2016, y en consecuencia, valoración de todo el ejercicio,  presentadas ayer por el Grupo Carrefour a los analistas. Ventas, ligeramente a la baja de forma global. Brasil, y su fuerte crecimiento, repite tendencia. Como tendencia asentada es la recuperación en Europa, España incluida.

En el lado negativo, el negocio en China, aún con grandes debilidades y la marcha de las ventas de los hipermercados en Francia, con un -1,6 %, donde la guerra de precios entre las cadenas, acabó pasando factura al Grupo.

El año 2016, puede verse en positivo, aún “lleno de altos y bajos” como reconocen en el propio Grupo. Algunos, esperados. La debilidad sostenida del negocio en China es difícil de salvar en poco tiempo. Un último trimestre con ventas globales de 23.360 millones de euros superaba los 23.210 esperados por los analistas financieros.

Con este dato del final de ejercicio, la cifra global de ventas en 2016 quedaría en 85.700 millones de euros. ligeramente inferior (-0,7 %) a la del año anterior. Más de la mitad (57 % del total) se genera en el mercado internacional con el mercado europeo (sin Francia) en crecimiento de un 1,4 % hasta los 22.400 millones de euros en el trimestre y un +2 % para el conjunto del ejercicio

En América Latina, el resultado se salda con ventas de 16.250 millones de euros, un 0,9 % al alza en el trimestre y un ascenso acumulado anual de un +13,5 %, impulsado por Brasil, donde el grupo es más resistente a la crisis que algunos de sus competidores con ventas que ascendieron a 12.858 millones de euros, un 10,6 % más (11 % en términos comparables).

España por su parte muestra cifras de recuperación que le sitúan en el tercer puesto en el negocio global del Grupo. El último trimestre se saldó con ventas de 2.529 millones de euros, al alza del 3,4 % en términos absolutos y del 4,1 % en comparables. En el total del año, quedaron en los 8.964 millones de euros (+1,2% y + 2,3% respectivamente en términos absolutos y comparables)

En el lado contrario, Asia culminó con un descenso a los 6.880 millones de euros desde la cifra de 7.800 millones de euros del ejercicio anterior. El negocio en China, a pesar de “una mejora importante” descendió un 11,6 %