Seis de cada diez consumidores han reducido sus actividades de ocio y siete de cada diez han acudido a las Marcas de la Distribución y a las promociones para ahorrar en estos años de crisis. Son los datos de un informe realizado por IPSOS sobre el ahorro en España.

INFOGRAFÍA-CONCLUSIONES-INFORME-IPSOS-AHORRO-ESPAÑOLES

Desde el inicio de la crisis, el 70% de los españoles han basado su estrategia de ahorro en la compra de productos en oferta o promociones, en el consumo de marca blanca (64%), en la reducción del gasto en ropa y calzado (62%) y el recortar sus visitas a bares y restaurantes (61%). Asimismo, un 60% también han reducido sus actividades de ocio (cines, teatros, escapadas de fin de semana)

En total, el 83% de los consultados por Ipsos,  afirma haber seguido algún patrón de ahorro especial durante la recesión económica, porcentaje que se eleva al 96% en el caso de los ciudadanos en paro, pero que también es muy elevada entre quienes tienen trabajo actualmente (1%).

La recesión económica ha supuesto un cambio en el panorama de los hábitos de consumo de la gran mayoría de los españoles. De hecho, el 83% de la población afirma haber seguido algún tipo de comportamiento de ahorro en estos años. Una actitud de moderación que en el caso de la población parada ha alcanzado al 96%, y es significativamente mayor que entre quienes en la actualidad trabajan (81%).

Ansiada normalidad

Aunque los españoles ya se manifiestan cansados de la contención y el ahorro, también es cierto que no parecen muy decididos a recobrar sus hábitos de consumo anteriores a la crisis. De momento, IPSOS apunta a que la reactivación del consumo solo se comenzará a notar a partir de 2016, pero no este año.

Así, aunque el 78% de los españoles que han dejado de visitar bares y restaurantes querrían volver a hacerlo, sólo el 13% afirma que abandonará este comportamiento en 2015, mientras que 1 de cada 4 (23%) señala que comenzará a acudir a este tipo de establecimientos con mayor frecuencia, sin llegar al nivel de asiduidad con la que asistían en tiempos de bonanza. Con lo cual, el 64% no variará su conducta hasta por lo menos 2016.

Lo mismo pasa con los que han disminuido sus actividades de ocio y tiempo libre, o los que han dejado de comprar ropa y zapatos: el 64% y el 63% respectivamente no modificará su patrón de ahorro hasta el año que viene.

Las restricciones en ocio y restauración están entre las que peor están llevando los consumidores. Y casi el 80% afirma que el primer comportamiento que le gustaría normalizar tras estos años de ahorro y contención es volver a hacer uso de este tipo de servicios en lugar de consumir estos productos en casa, como había venido haciendo hasta ahora.

Otros hábitos que los españoles querrían repescar:

  • El 77% de los encuestados indica que les gustaría volver a invertir tiempo y dinero en acudir al cine, teatro, etc.
  • El 73% querría comprarse ropa y calzadocon mayor frecuencia
  • Para el 61% sería una liberación no tener que controlar tanto el consumo de gas o electricidad
  • Al 53% les gustaría dejar de consumir productos de marca blancay volver a las primeras marcas
  • El 52% se manifiesta harto de tomar decisiones de compra basadas en ofertas y promociones