Máxima experiencia de compra, en este caso de productos de alimentación y gran consumo. Tiempo, comodidad, diversión. Posibilidad no solo de comprar de forma móvil y directa. En el futuro también de recibir o gestionar cupones y otros servicios añadidos. Todo ello ofrece el nuevo anuncio de Amazon Fresh. Su sistema Amazon Dash. Desafiando a los proveedores de tecnología retail y consumo, que ya cuentan con dispositivos similares, Amazon avanza en su futuro protagonismo total en la compra de los hogares de productos de gran consumo.

Su nuevo dispositivo Amazon Dash facilita a hogares o a cualquier usuario como restaurantes o cocinas no domésticas, la compra directa de alimentos. Basta con escanear los códigos de barras de los productos para que la información, y el pedido, sea enviado a la cuenta del usuario de Amazon Fresh.

Dash, que incorpora también un sistema de reconocimiento de voz para el caso de productos sin códigos electrónicos, está disponible en aquellas zonas en las que realiza actividad su división de alimentación Amazon Fresh. Con oferta enfocada a productos frescos, incluido lácteos, y productos secos, opera en Seattle, su base de operaciones, en Los Angeles y desde el pasado diciembre en San Francisco.

Su rumoreada próxima llegada a Alemania, donde podría lanzar el servicio en septiembre, sería el primer paso hacia el mercado europeo en el que la empresa se ha marcado el objetivo de llegar a 20 áreas urbanas en 2014.