frescos_viladecans

Menos pan y más fruta y verdura, aceite de oliva y también un ligero incremento en comidas no sanas. Así es la evolución del consumo de alimentos en España según el estudio  “La alimentación saludable en España” ,realizado por EAE Business School que establece el gasto por productos y comunidades autónomas.

En fruta y verudra, según el Informe, los hogares que más gastan son los del  País Vasco – con un gasto medio anual de 302 € per cápita- , Aragón (297,48€) y Cataluña (292.67€)- En el lado contrario,  Castilla la Mancha – con un gasto de 207.09 € anual per cápita- , Andalucía (218,56 €) y Extremadura (219,03 €) son las que menos gastan en frutas y verduras.

El elevado consumo de aceite de oliva, muy por encima del consumo de otros tipos de aceite (como por ejemplo el de girasol) se debe a que España es uno de los mayores productores de aceite de oliva con 283,2 toneladas en el bienio 15/16. Al igual que en el caso de la fruta y las hortalizas, este hecho tiene una doble ventaja: por un lado, los precios no son excesivamente elevados y, por el otro lado, es un producto altamente integrado en la gastronomía española.

El consumo de pan ha tenido una evolución ligeramente decreciente en los últimos años. En el año 2016, el consumo medio fue de 34,65 kilos por persona, lo que equivale a un gasto de 83,92 euros anuales. Por comunidades autónomas, el mayor consumo per cápita de pan se da en, Asturias (43,68), Galicia (43,18), Castilla y León (41,32) y Navarra, (41,76) mientras que el menor consumo está la Comunidad de Madrid (26,17) y Baleares (26,92).

Respecto a los cereales, alimentos altamente energéticos y con muchas cualidades nutricionales debido a su contenido en diversos minerales (calcio, hierro, fósforo y potasio) y en las vitaminas del grupo B, destacan en su consumo per cápita Canarias (2,33) y Galicia (2,09), mientras que en el extremo opuesto encontramos a Castilla la Mancha (1,31) y Andalucía (1,41).

Frente a comida saludable, los españoles gastan también una buena cantidad en alimentos no sanos.El gasto anual en 2016 por persona en comida no saludable fue de media 64,41 euros. Esto supone un consumo per cápita de 14,13 kgs por persona y año; comparado con el año anterior se confirma un crecimiento del 2,3%.

En cuanto a comunidades autónomas, las que mayor consumo per cápita realizan de bollería y galletas son Asturias (12,18), País Vasco (11,96) y Castilla y León (11,34). En el otro extremo nos encontramos con Andalucía (7,73) y Murcia (8,54) como las que presentan un menor consumo. En este grupo de productos, bollería y galletas, se destaca su tendencia a la alza. Si bien son alimentos que calificamos de poco saludables, su comodidad por el hecho de no ser perecederos hacen que en aquellos hogares con niños su consumo sea elevado.