(Por Nuria Torrens )

nuria-torrens-300x300Hoy en día nos encontramos en un mundo cada vez más intercomunicado. No sabemos dar con una calle si no nos lo indica el móvil, no acordamos citas con nadie sin antes enviarnos decenas de mensajes o nos pasamos gran parte del día consultando alguna red social. En resumen, nos hemos vuelto adictos a la comunicación digital. Y todo lo anterior no va hacer nada más que crecer y crecer. Cada vez estaremos más interconectados y toda nuestra información estará colgada en una nube virtual.

En el Retail nos hemos vistos inmersos también en la era digital, el e-commerce, los clientes omnicanales y las tiendas donde se combinan canales físicos y digitales, son ejemplos de ello. A nadie le sorprende ya entrar en una tienda y recoger productos que se han comprado previamente en internet, o escoger productos y compararlos online y comprarlos en la tienda física o realizar el proceso inverso, verlos, tocarlos y experimentarlos físicamente y posteriormente adquirirlos en una tienda virtual.

Convivimos con la interconexión de ambos canales con normalidad. Además de todo lo anterior, en los espacios físicos los empleados también todos permanecen conectados con pantallas donde consultar tallas, precios o existencias.

¿Y entonces? ¿Qué puede hacer la iluminación en este mundo donde la tecnología y las telecomunicaciones cada vez están más presentes? ¿Puede formar parte la iluminación de todo este entorno?, pero ¿Cómo realizarlo? …

Actualmente en una tienda conviven múltiples redes de información que no se comunican entre sí: un red que gestiona la temperatura y la humedad de diferentes superficies que integran los espacios de trabajo, otra red que informa del movimiento de los clientes y de su flujo, redes que nos informan de las zonas de más concurrencia, redes que gestionan las intensidades lumínicas , redes con sensores de la luz natural…. Como consecuencia, el Retailer debe gestionar múltiples plataformas y redes de información, e instalar múltiples y variados tipos de sensores en toda la tienda para conseguirlo.

Pero, ¿Pero, cómo conseguir integrarlo todo en un mismo sistema? ¿No sería maravilloso poder gestionarlo todo desde una única aplicación? ¿No podríamos conseguir mejores resultados con unos sensores y dispositivos específicos colocados más eficientemente? Pues la verdad es que esa tecnología ya existe, como el sistema GOOEE, y las luminarias de la tienda son la clave. Esta innovadora tecnología permite integrar todo tipo de sensores en las luminarias y obtener todo tipo de información útil, sin necesidad de instalar cableado especial, y aprovechando el ya existente para la instalación lumínica del local.

Esta red nos permitiría controlar y ajustar las escenas deseadas en cada momento, y en cada una de las diferentes zonas de la tienda. Podríamos además, mejorar el mantenimiento de las luminarias ya que sabríamos anticipadamente las horas de vida y el consumo actual de cada una de ellas. El sistema integral de gestión también nos informaría de cuales son las zonas más visitadas por cada cliente y, de este modo, nos permitiría desarrollar un marketing más especializado, más personalizado para cada uno de nuestros compradores.

En conclusión, hoy en día podemos aprovechar nuestras instalaciones lumínicas como una única red informativa, un sistema integral de gestión que nos puede permitir crear e identificar todas las necesidades de nuestros clientes para con nuestro negocio y, de este modo, poder ofrecerles individualmente aquellos productos que más le interesan, en el mejor lugar para él, optimizando su proceso de compra, maximizando su satisfacción y por consiguiente, nuestro beneficio.

Núria Torrents,  es directora de Aurora Lighting- Microlights
(nuria.torrents@auroralighting.com)